lunes, 7 de noviembre de 2011

Ten un corazón que nunca endurezca, un temperamento que nunca se canse, y un contacto que nunca hiera.